FLORES

Flores…una belleza única dentro de Indonesia. Escondida durante mucho tiempo en las sombras de su mas famosa vecina Bali, la isla de Flores está emergiendo finalmente como un destino único. Su nombre se lo dieron los portugueses, que llegaron aquí en el siglo XVI como misionarios y comerciantes y que convirtieron prácticamente a la isla entera al catolicismo.

Situada en la provincia de Nusa Tenggara Oriental (NTT), y a 1 hora de vuelo de Bali, Flores es una larga isla que contiene algunos de los secretos mejor guardados del mundo. Una cadena de volcanes se extiende a lo largo de esta isla de 450kms de largo, creando caprichosas formas geográficas de difícil acceso, haciéndola impenetrable hasta hace poco y separando la isla en muchos y variados grupos étnicos. En Flores conviven culturas realmente interesantes que combinan el cristianismo con sus propias creencias tradicionales como los “Manggarai”, “Ngada”, “Ende” o “Sikka”.

Aparte de visitar los famosos dragones de Komodo en excursiones de 1 hasta 3 días en barco navegando por el Parque Nacional, en Flores se puede nadar en lagos y cascadas de aguas cristalinas, bucear en unos 50 puntos espectaculares, explorar cuevas misteriosas, hacer caminatas a aldeas remotas y volcanes activos, disfrutar de maravillosos paisajes y ser cálidamente recibidos por sus maravillosas gentes. Riung y sus 17 islas, Waerebo y su poblado entre las nubes, las aldeas tradicionales Ngada de Bajawa y el volcán Kelimutu y sus lagos de 3 colores que cambian de color son solo ejemplos de la diversidad de esta isla.

En el extremo más oriental de la isla se sitúa Laruntuka, famosa por sus rituales de Semana Santa, continuando las antiguas tradiciones que los Portugueses trajeron aquí hace unos 500 años.

 


 

RUTA TRANSFLORES DE OESTE A ESTE (MAUMERE/ENDE A LABUAN BAJO)
Aprovecha que el destino aún se mantiene virgen y aún no ha llegado el turismo de masas para recorrer en un “road trip” esta preciosa isla llena de tesoros para los sentidos en rutas desde 4D/3N hasta 8D/7N:

DIA 1: Disfruta de una playa totalmente virgen y desconocida de camino a Moni, la aldea de la etnia Ende cercana al volcán Kelimutu. Báñate de noche en sus aguas termales para entrar en calor. Disfruta de una cena y conversación con los lugareños.

DIA 2: Madruga para subir a Kelimutu, un volcán único en el mundo compuesto por 3 cráteres de diferentes colores que además varían de color cada cierto tiempo. Contempla un bellísimo amanecer con un café caliente en la mano. Continúa hasta la playa de piedras azules para darte un baño y reponer fuerzas en ruta hacia Bajawa, la capital de la etnia Ngada. Descubre como se destila la bebida alcohólica por excelencia de la isla en el pueblo de Aimere: El Arak. Pruébala si te atreves! Pasa la noche en un hotelito de montaña con vistas impresionantes al volcán Inerie.

DIA 3: Visita aldeas primitivas como Bena, Luba, Gurusina y aprende sobre sus creencias y mitos. Observa la vida local, sus quehaceres diarios, como tejen manualmente las mujeres las coloridas telas, dedica un rato para jugar con los niños. Almuerza estilo picnic en las aguas termales disfrutando de otro revitalizante baño antes de salir hacia Ruteng, centro de la etnia Manggarai. Elige entre dormir en hotel o hacerlo en casa de una familia local, disfrutando de una cena preparada por la familia.

DIA 4: Visita el tradicional mercado Manggarai antes de poner rumbo a Labuan Bajo. Sube a la colina de Cancar para disfrutar de las vistas de los arrozales en forma de tela de araña, algo único en el mundo! Visita las escondidas cascadas de Cunca Rami o Cunca Wulan en una preciosa caminata entre arrozales y bosques de bambú. Disfruta del atardecer con vistas al Parque Nacional de Komodo.

 


Dispones de mas días? Estás de suerte!:

1) Visita Riung y sus 17 islas, una aldea remota desde la que salir a navegar entre islas y a deleitar con de preciosos fondos marinos sin nadie alrededor! Disfruta de una barbacoa de pescado fresco en la playa cocinada por el capitán y el guía!

2) Haz una caminata desde la aldea de Denge hasta la cuna de la cultura Manggarai en las nubes: La aldea de Waerebo y sus casas de madera y fibra de palma con forma cónica. Disfruta de una cena con la comunidad, aprende sobre sus ancestrales creencias y duerme al estilo tradicional.

3) Atrévete a alcanzar la cima de los volcanes Inerie, Ranaka o Egon.

4) Relájate en las tranquilas playas de Maumere y disfruta del mar y la playa para tí solo!